miércoles, 21 de noviembre de 2012

ALGO BRILLA EN BADAJOZ 2013

ALGO BRILLA EN BADAJOZ







Al entrar en Jerez de los Caballeros, una localidad de 10.000 habitantes a 70 kilómetros de Badajoz, queda claro que la crisis también les ha hecho una visita. Varias decenas de personas aguardan de pie a la entrada de la pequeña fábrica donde nació el grupo siderúrgico Alfonso Gallardo, la mayor corporación empresarial de Extremadura. Están en huelga por el ERE que va a dejar en la calle a 68 de los poco más de 100 empleados que trabajan en la planta.
Pero a tan sólo unos metros de distancia, al otro lado de la carretera, se escucha el rugir de los taladros en un edificio en pleno proceso de renovación. En su interior se adivina una decoración moderna y ya se pueden pisar las relucientes baldosas sobre las que descansarán dentro de unas semanas expositores repletos de piezas de oro, plata y bisutería. En el exterior, un nombre: Cristian Lay.
Sin duda una denominación exótica para una empresa familiar, de capital 100% español. Y también para un enclave que fue residencia de los templarios en el siglo XIII y que hoy es tierra de criadores de cerdos, sacadores de corcho y trabajadores de la siderurgia. Pero la pequeña joyería fundada por el jerezano Ricardo Leal hace 30 años aspiraba a recorrer el mundo. Y para eso necesitaba un nombre internacional. Una intuición que le ha ido como anillo al dedo.
Cristian Lay es la mayor y más moderna fábrica de bisutería y joyería de Europa, con una producción de 10 millones de piezas al año. Según el ICEX, el 40% de las exportaciones españolas de bisutería proceden de este rincón de Extremadura, desde donde se distribuyen a 17 países. Tras aumentar un 20% de media anual su facturación durante la crisis, Cristian Lay espera cerrar 2012 con unas ventas de 125 millones de euros.
Pese a esta extraordinaria carta de presentación, no sería extraño que la empresa no le suene de nada. La razón es que Cristian Lay no vende en tiendas ni hace apenas publicidad. Su modelo de negocio se basa en la venta por catálogo. Un ejército de 130.000 colaboradores autónomos (casi en su totalidad mujeres) repartido en tres continentes coloca entre su círculo cercano una amplia gama de alhajas, cuyos precios oscilan entre cinco y 10.000 euros, a cambio de un porcentaje de las ventas. Además de joyería y bisutería, los catálogos incluyen otros productos para la imagen personal, como cosmética, bolsos, lencería, ropa y zapatos.
Lea el reportaje completo en la revista.
EL FABRICANTE, QUE HA AUMENTADO UN 20% DE MEDIA SU FACTURACIÓN DURANTE LA CRISIS, VENDE EN 17 PAÍSES A TRAVÉS DE UNA RED DE 130.0000 COLABORADORES Y ES RESPONSABLE DEL 40% DE LAS EXPORTACIONES ESPAÑOLAS DE BISUTERÍA
LA MAYOR FÁBRICA DE BISUTERÍA DE EUROPA ESTÁ EN JEREZ DE LOS CABALLEROS. PERTENECE A CRISTIAN LAY, UN GRUPO FAMILIAR QUE NACIÓ
DE LA VENTA POR CATÁLOGO Y QUE HOY FACTURA MÁS DE 200 MILLONES.
http://www.actualidadeconomica.com/2012/12/lay.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario